Back to top

Castellet de Bernabé

Caserío amurallado destinado a la explotación agraria y ganadera ocupado entre los siglos V y III antes de nuestra era. Fue la residencia, al final de este periodo, de una familia de la élite edetana que convivía con un grupo de personas a su servicio.
El poblado, totalmente excavado, ocupa un pequeño relieve poco prominente al norte de los promontorios de Tres Pics, separados de los relieves principales de la Serra Calderona por sendos corredores que comunican Llíria y Casinos con el Pla de Bernabé, y que juntos conforman el llano cultivado por sus habitantes. Un camino enlosado recorre la muralla hasta una puerta, en la que aún se aprecian testimonios de la circulación de carros, y que da paso a una calle central desde la que se accede a todos los departamentos.
Restos carbonizados de cebada, oliva, uva, higo, manzana o bellota, atestiguan las principales especies cultivadas. Sus acumulaciones en determinados espacios delatan áreas de actividad relacionadas con la elaboración de vino o la molienda de cereal para hacer pan.
Back to top